jueves, 14 de noviembre de 2013

El gran deschave de Sergio De Cecco y Armando Chulak

Un día de revelaciones.
 por Diego Sánchez y Solís
@DiegoSyS

    Luego de la recordada versión de El gran deschave de Sergio De Cecco y Armando Chulak de 1975, con dirección de Carlos Gandolfo y las participaciones de Federico Luppi y Haydée Padilla; el teatro nacional Cervantes, en su temporada 2013, repuso con gran éxito este clásico de la dramaturgia argentina.
    En esta oportunidad los personajes de Susana y Jorge los encarnan, con notables actuaciones, Muriel Santa Ana y Guillermo Arengo. Ellos representan un matrimonio de clase media lleno de perjuicios, que les importa más la noticia de un accidente automovilístico que la de una realidad social y política. Un día se  descompone el televisor del hogar y el factor de quedarse sin ver la telenovela diaria y con sentimiento de angustia, desencadena un diálogo intenso acerca de reproches y amores que revela todas sus frustraciones. Pero ellos resisten porque saben que los une un vínculo que les impide separarse.
     El texto fue escrito en la década del 70 y en esa época la televisión era como hoy podría ser el celular.    
    El elenco lo completa Graciela Pal quien interpreta a la nona que siempre trata de conversar lo ocurrido en la verdulería. Ivan Moschner es un hombre que convive con su problema de ciática. Y Marcelo Bucossi en la piel de un tipo que se hace pasar por un señor de buenos modales y no es más que un estafador.
     Todos los trabajos están logrados con claridad.
Luciano Suardi es el encargado de esta nueva puesta, incorpora un grupo de músicos en vivo y le da un ritmo acertado. Utiliza recursos correctos para que sea una obra actualizada.
   Es un gusto volver a disfrutar del espectáculo El gran deschave en Buenos Aires. Seguro que les va a encantar.


No hay comentarios: