miércoles, 14 de diciembre de 2011

¿Acaso sabes dónde hay más claridad? de Patricia Bottero

Una preciosa obra de arte.
por Diego Sánchez y Solís
para amartuarte

       Durante el mes de noviembre en el Teatro La Tertulia, cálido espacio con capacidad para 50 espectadores,  se representó la obra ¿Acaso sabes dónde hay más claridad? En su primera experiencia como dramaturga, Patricia Bottero, realizó la adaptación de la novela “De A para X. Una historia en cartas” de John Berger, logrando un unipersonal con un texto maravilloso en donde canciones, videos y poesías confluyen en escena, en un trabajo minucioso y refinado.
        La obra se encuentra dividida en 5 versos. Cada uno simboliza una carta que A`ída trasmite a su amado Xavier en prisión, condenado a dos cadenas perpetuas debido a inconvenientes políticos. En ellas, nos muestra a una mujer luchadora y esperanzada que con el transcurso de los años no renuncia y mantiene su amor y espíritu intactos.

         La encargada de dar vida a esos documentos es la actriz Andrea Martínez, cuyo trabajo notable, conmueve al público desde el comienzo a través de la actuación y el canto en un verdadero “tour de force”. Unos días antes del estreno tuve la oportunidad de dialogar con ella, allí nos anticipaba algo del espectáculo (Leer entrevista)
       Está acompañada por la música en vivo de Leandro Valiente, músico con formación internacional, quien ha dirigido espectáculos en el Teatro Avenida y en el Teatro Argentino de La Plata, que junto al sonido de múltiples instrumentos como el piano, guitarra, cajón, campanitas, arpa, etc., que son un espectáculo en sí mismo, y la bella voz de la actriz interpretando diferentes estilos de canciones, crean un clima prodigioso y de excelente armonía en el escenario.

         El director Raúl Bongiorno,  utiliza una silla y una proyección de video en la escenografía y, por medio de diversas imágenes nos introduce en el mundo de A`ída. Logra  darle un buen ritmo y acierta cuando introduce un elemento que impacta al espectador.  De esa manera adquiere con exactitud una gran puesta de escena. Se destacan las primeras proyecciones , no así, las últimas.
         Acerca de la iluminación, los colores elegidos,   gran creadores de climas, le dan un toque bello e impresionista. Lamentablemente, en algunos momentos la actriz permanece, inexplicablemente, poco iluminada o a oscuras.
      El conjunto consigue que el público salga del teatro con la satisfacción de haber disfrutado de un espectáculo inolvidable,  conmovedor en su profundidad y con la espesura suficiente para obtener múltiples capas de significación. 
      Afortunadamente, esta preciosa obra de arte, regresará en 2012. Un consejo, ¡¡¡no se la pierdan!!!

 Twitter @DiegoJSyS
  Fotos: Patricia Bottero


Seguinos en Twitter y Tumblr

No hay comentarios: