martes, 23 de agosto de 2011

El túnel de Ernesto Sábato y Pink Floyd The Wall de Alan Parker.

Acerca de la incomunicación y la alienación.
El legendario Roger Waters dará su histórico show, The Wall Tour,en marzo de 2012 en la Argentina. Recientemente ha iniciado su presentación mundial en Berlín. Inspirados por su mística, volvimos a ver la película de Alan Parker del año 1982. Tras el homenaje a El túnel de Sábato, dentro del marco "Buenos Aires Capital Mundial del Libro 2011", releímos la novela publicada en 1948. De allí,  esta comparativa de sus protagonistas.
Por Ezequiel Louzau y Patricia Bottero

Pink Floyd The Wall del director británico Alan Parker cuenta en canciones  filmadas a modo de videoclip la historia del perturbado Pink. Se muestra al músico de rock durante su traumática infancia, su padre muerto en la guerra, su madre sobreprotectora, el maltrato recibido por los profesores en el colegio como se observa en la escena donde se burlan de un Pink niño. que escribe versos, durante una clase de Literatura. El fracaso sentimental, la violencia policial, el exceso de drogas y el camino directo a la locura.
Paralelamente, la novela El túnel de Ernesto Sábato cuenta la historia de otro perturbado, Juan Pablo Castel, un pintor de cuadros violento y cómo llega a asesinar a la única mujer que entendió su obra.
La versión teatral, realizada por el mismo Sábato fue representada en 1996 en España con Héctor Alterio en el papel del paranoico Juan Pablo  y bajo la dirección de Daniel Veronesse.
La soledad, introversión, incomunicación, aislamiento y deterioro mental  de estos dos personajes: Pink y Juan Pablo, están representados claramente por el muro y  el  túnel respectivamente. Ambas obras se titulan con estos dos sustantivos que simbolizan la trágica realidad de sus protagonistas.
Recientemente fueron expuestas en la plaza Joaquín Sánchez, en el barrio de Belgrano, las 30 fotos finalistas del Concurso de fotografía:”El túnel” que celebra el primer libro que escribió Ernesto Sábato. La foto ganadora será la tapa de la edición homenaje. También sus obras fueron leídas en estos días en los Bares Notables de la hermosa Ciudad de Buenos Aires.
Se sabe que un túnel es según la Real Academia Española, un paso subterráneo abierto artificialmente para establecer una comunicación. Otra acepción hace referencia a una situación difícil y agobiante. Algunos de sus sinónimos son galería, caverna y corredor.  En la obra simboliza la oscuridad, la desolación y la soledad que siente el personaje, sentimientos que lo acompañaron durante toda su vida: “…en todo caso, había un sólo túnel, oscuro y solitario: el mío, el túnel en el que había transcurrido mi infancia, mi juventud, toda mi vida.” (Pág. 135)La misma sensación se observa en Pink ya que en casi toda la película se lo muestra solo, recordando a modo de  flashbacks, situaciones de su infancia y juventud, antes de un show.
La Real Academia española define un muro como una pared o tapia. Otra acepción habla de lo que impide la comunicación: “Y los muros de este infierno serán,  así, cada día más herméticos” (Pág.141); “Pero, amigo mío, has revelado tu más profundo miedo y te sentencio a ser expuesto antes de que tus semejantes echen abajo el muro” (Canción: El juicio).
El muro y el túnel hacen referencia a la soledad extrema de Juan Pablo y Pink, especialmente cuando las mujeres en quienes  habían depositado sus esperanzas de salvación, los abandonan: “…había entrevisto el espectáculo de mi insalvable soledad…” (Pág. 136);   “¿Qué vamos a utilizar para llenar los espacios vacíos donde solíamos hablar? ¿Cómo voy a llenar los últimos lugares? ¿Cómo voy a completar el muro?”(Canción: Espacios vacíos) Sus mujeres a quienes decían amar y sin embargo, maltrataban,  parecían ser el único contacto con la realidad que ellos mismos deformaban: “Su  mirada se ablandó y pareció ofrecerme un puente” (Pág.43).”¿Qué es lo que hemos encontrado? Los mismo temores de siempre” (Canción: “Desearía que estuvieses aquí); “Pero este sol era un sol negro” (Pág.59)



Los antihéroes  se asemejan en que son artistas famosos y reconocidos, Pink es cantante de rock y Juan Pablo Castel es pintor de cuadros. Sus personalidades alienadas fueron determinadas desde la infancia que los tatuó: “Mi cabeza es un laberinto oscuro. A veces hay como relámpagos que iluminan algunos corredores. Nunca termino de saber por  qué hago ciertas cosas.” (Pág. 39). La obsesión por la locura se reitera en ambas obras, con la diferencia de que Pink lo asume pero Castel lo pone en duda:” Juguetes en el ático, estoy loco, deben haberse llevado mis sesos” (Canción: El juicio); “A medida que fueron pasando los días, creció en mí una especie de locura” (Pág. 61); “…la necesidad de convencerlo de que, si bien era el señor Castel, no era loco.” (Pág.89.); “La mujer me miró con asombro: seguramente pensó que era loco” (Pág. 116); “…el reglamento…tiene que haber sido  redactado por una personal normal, no por un loco” (Pág. 117); “Loco, sobre el arco iris, estoy loco. Barrotes en las ventanas, debía de haber una puerta en el muro. Cuando entré, loco sobre el arcoíris, él está loco” (Canción: El juicio).
Se destaca también la falta de amigos confidentes con quien conversar acerca de sus problemas más íntimos. Tal vez, por reconocerse diferentes o como si supieran que algo no funciona bien en ellos: “En la época en que yo tenía amigos, muchas veces se han reído de mi manía de elegir siempre los caminos más enrevesados” (Pág. 55). Esta dificultad en la comunicación, representadas por el túnel y el muro, los aísla y coloca en una situación de extrema vulnerabilidad, sin un referente, alguien que los escuche y aconseje, sin poder llegar a establecer un diálogo profundo y de comprensión con el otro: “…yo,  que veía como a través de un muro de vidrio, sin poder tocarlo, tu rostro mudo y ansioso” (Pág. 60); “…que había sido como alguien detrás de un impenetrable muro de vidrio, a quien podía ver, pero no oír ni tocar…” (Pág. 133); “Tus labios se mueven, pero no puedo escuchar lo que dices.” (Canción: Plácidamente paralizado).
La oscuridad y la locura en la que se sentían inmersos, se manifiesta en la película en escenas muy dramáticas en las que el cielo azul se vuelve negro; las flores y animales se transforman en otros seres amenazantes, agresivos y siniestros. Esto es reflejado en los cambios de colores y en la violencia que adquieren las imágenes. En la novela: “El mar se había transformado en un oscuro monstruo.” (Pág. 106). “Pero a veces me encontraba perdido en la oscuridad o tenía la impresión de enemigos escondidos que podían asaltarme por detrás  o de gente que cuchicheaba o se burlaba de mi, de mi ingenuidad” (Pág. 58.)
El muro y el túnel los lleva a ambos al final de sus dramáticas y oscuras existencias, muestran la incomunicación, la soledad, el aislamiento que los conduce a la locura. Distinto hubiese sido si Castel descubría un puente en vez de un túnel y Pink una puerta o al menos un hueco, por el cual pasar… del otro lado del muro.
  

*Sábato, Ernesto. El túnel (1977) Editorial Sudamericana. Buenos Aires
*Pink Floyd The Wall film (1982) Alan Parker.
* The Wall de Pink Floyd (1979) disco 


Seguinos en Twitter https://twitter.com/amartuarte


Seguinos en Tumblr http://amartuarte.tumblr.com/

No hay comentarios: